Johnny Hazard :
Protestas contra el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

El gobierno federal invade terrenos comunales. Vestigios arqueológicos en riesgo.

No Aeropuerto crp2

Imagen de Atenco FPDT.

Por Johnny Hazard | The Rag Blog | 8 de junio, 2016

Lea en inglés un artículo anterior de este autor: “Crisis de ozono en la zona metropolitana de la capital de México.

[Este artículo contiene información del periódico mexicano alternativo Surco Informativo.]

Desde el anuncio presidencial en septiembre de 2014 de que se retomaría el proyecto de construir un aeropuerto en esta zona ha habido oposición porque el proyecto amenaza con:

  • Iniciar la construcción de 16 o hasta 19 nuevas autopistas, todas privatizadas desde su incepción. A nivel mundial, la construcción de aeropuertos es la principal causa de transferencia de dinero público a empresas de construcción.
  • Aumentar las emisiones de CO2—de los aviones y de los coches que irían mucho más lejos para llegar al aeropuerto—en una ciudad que ya es de las más contaminadas del mundo.
  • Agravar la tendencia a las inundaciones y a la vez la desecación de los lagos y ríos y el hundimiento de la tierra.
  • Dañar y destruir lo que queda de las zonas agrícolas y ecológicas de la zona metropolitana de la Ciudad de México y de los alrededores de Texcoco.
  • Hacer crecer la mancha urbana. El lunes 23 de mayo, trabajadores del proyecto del nuevo aeropuerto, escoltados por grupos de choque, marinos y policías federales, estatales y municipales, desalojaron a integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de su campamento en el cerro Huatepec. Justo después, se restablecieron en el Cerro de Tepetzinco, que tiene valor ceremonial para los habitantes tradicionales de Nexquipayac.

El día 25 de mayo, el Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra convocó un recorrido y conferencia de prensa. La cita fue a las 10:30 en el centro del pueblo de Nexquipayac, pero la logística del traslado hizo que comenzara más tarde. Durante ese tiempo se detectó que un drone sobrevolaba fotografiando. Muchos de los ejidatarios “posaron” alzando sus machetes hacia el aparato. Otro grupo pequeño, entre el que se encontraban dos mujeres en particular, buenas con el machete, se dedicó a observar los vehículos de la Policía Federal y de la Comisión Nacional de Agua y a “pegar el grito” si se acercaban demasiado.

Video cortesía del Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra-Atenco.

Amparos que no se han respetado

Una versión sucinta de lo que ha pasado en semanas recientes. Un vocero de Nexquipayac inició la conferencia y dijo que su ejido es de 320 hectáreas y que “tenemos amparos que no se han respetado”. Explicó — y el periódico El Salinero de Nexquipayac profundiza — sobre el impacto de la nueva construcción en esas tierras y la destrucción del habitat de muchas aves migratorias que llegan a esa zona. Alegó que los vecinos que han vendido sus parcelas para el aeropuerto lo hicieron porque la Comisión Nacional de Agua les convenció que era para obras hidráulicas para la comunidad y para un parque ecológico.

Después habló Ignacio del Valle del FPDT-Atenco, quien leyó el comunicado consensado en la noche del martes, un día después de la invasión. Las reivindicaciones principales: “Exigimos la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el respeto a la voluntad de nuestros pueblos que ejercen el derecho a la libre determinación y exigimos que se retiren todo tipo de cuerpo de la marina, policíaco, militar y federal de nuestros territorios”.

Al terminar la conferencia e iniciar el almuerzo, la gente se movía otra vez ante la presencia de una camioneta de la Comisión Nacional de Aguas que había cruzado la línea entre los terrenos invadidos el día anterior y los que siguen bajo control comunitario; la gente obligó al conductor a retroceder nerviosa y rápidamente. Se anunció una nueva conferencia de prensa para el miércoles 25 de mayo, en el Museo del Mamut en el centro del pueblo de Tocuila, en cuyo ejido el Frente mantiene otro campamento, éste contra la construcción de una carretera, contra la cual también los campesinos han ganado amparo.

 
Segunda incursión en una semana

El miércoles 25 de mayo, policías federales y trabajadores no identificados invadieron el territorio en la tabla ejidal de Atenco conocida como El Paraíso, esto para apurar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), municipio en el que se han apoderado ilegalmente de decenas de hectáreas ejidales.

En ambos casos, el gobierno ha invadido terrenos de ejidatarios que se han negado a venderlos a pesar de las jugosas ofertas de expropiación e indemnización.

 
Vestigios arqueológicos en riesgo

Es importante mencionar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha documentado la existencia de artefactos de hace 10,000 años en Atenco. Los mismos ejidatarios dicen que hay mil sitios arqueológicos en su municipio. Muchos de ellos, incluyendo la silla de Nezahualcóyotl, están en el cerro de Huatepec, ahora bajo el control del gobierno y de los contratistas y se preguntan si se tomarán medidas para preservar estos artefactos.


Lea más artículos de Johnny Hazard reportando desde México en The Rag Blog.

[Johnny Hazard, quien anteriormente fue maestro en Minneapolis, es el corresponsal del Rag Blog en la Ciudad de México. Hazard es profesor en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y es autor de Con estos estudiantes: La vivencia en la UACM, un libro acerca de esa universidad alternativa, y de la novela que pronto será publicada The Pancho Villa Underground Railroad.]

This entry was posted in Español and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.